Fomentar en la población una nueva cultura en materia de protección social en salud, con la intención de propiciar una sociedad sana, disminuyendo significativamente los gastos que los ciudadanos realizan, y mejorando así la calidad de vida de cada uno de ellos.